Ataque de pánico y ansiedad

Ataque de pánico y ansiedad

Estefanía Amengual, Psicóloga
en ¿y psihablamos?

Ataque de pánico y ansiedad

 

Me levanto por la mañana, me tomo un café, me cambio y salgo de casa para ir al trabajo. Llego a la oficina y siento que me falta el equilibrio y me molesta mucho la luz, pero no le doy importancia y me dirijo a mi despacho. A medida que comienzo a trabajar la sensación de falta de equilibrio aumenta, me mareo, y siento que me voy a desmayar. El suelo se mueve, veo borroso y me resulta difícil leer o enfocar algo. Tiemblo. El miedo aumenta, me mareo más, resbala el sudor por mi frente. Me da tanto apuro perder el control de mis sentidos que no me levanto de la silla, necesito apoyarme en la mesa o en la pared para no caerme. No puedo respirar, el corazón me va a mil por hora y siento que me ahogo, que me va a dar un ataque al corazón.” Nos cuenta Luis (nombre ficticio utilizado para preservar su anonimato y privacidad).

 

Esta misma sensación le ocurre desde hace unos años pero últimamente es más frecuente. Llegó a pensar que tenía problemas cardíacos, por lo que se hizo unas pruebas médicas para descartar problemas cardiovasculares. Su médico de cabecera le comentó que gozaba de una buena salud física y que quizás la causa de esas palpitaciones se debían a un problema de ansiedad. Así es como Luis contactó con nosotros para que le ayudáramos a través de la terapia online y después de unos meses, ha conseguido manejar esos episodios y sobre todo, encontrar la causa.

 

Además de averiguar qué le estaba produciendo ansiedad a Luis, le explicamos que:

- El primer ataque es todo lo peor que te puede suceder. Esta no es una molestia en la que los elementos de pánico se hacen cada vez más fuertes. Pueden reducirse, o fluctuar con un poco más de intensidad, pero lo peor ha pasado. El ataque no va a durar mucho tiempo.

-No temas. Es normal que pienses que te está dando un ataque al corazón y que “vas a morir” porque las sensaciones físicas pueden ser muy intensas. Este pensamiento provoca que aumente tu ansiedad y funciona como un círculo vicioso. Es lo que se llama “miedo al miedo”.

-Aprende técnicas de respiración y de relajación. Cuando empieces a detectar las señales de un ataque de pánico, párate. Sé consciente de lo que te está ocurriendo e intenta respirar pausadamente.

-Resérvate un tiempo al día para meditar, ser consciente de lo que te rodea. En definitiva, estar presente. A menudo ocurre que vivimos con el piloto automático en marcha y desconectamos de lo que está sucediendo en este momento.

-Es importante descubrir qué te está produciendo ansiedad y porqué.

Si te has sentido identificado/a con la historia de Luis, sigue estos consejos y no dudes en contactar con uno de nuestros psicólogos online para empezar la terapia y ponerle solución. Consulta nuestras tarifas. ¿Empezamos? :)

¿Crees que tus relaciones no son como deberían?, ¿te sientes estancado en tu vida?, ¿tienes la sensación de que podrías ser más feliz? Te acompañamos en el proceso para el cambio.

Comentarios

No hay ningún comentario ¿quieres hacer el primero?