¿Miedo a relacionarte?, se llama Fobia social

¿Miedo a relacionarte?, se llama Fobia social

Estefanía Amengual, Psicóloga
en ¿y psihablamos?

¿Miedo a relacionarte?, se llama Fobia Social.

 

¿Te preocupa ser el centro de atención o hacer el ridículo?, ¿Te pones tan nervioso/a que te sudan las manos y quieres que la tierra te trague?, ¿El miedo que sientes te está incapacitando y has empezado a evitar situaciones? Si es así, sigue leyendo para saber qué es la Fobia Social. No estás solo/a.

Lo primero que debes asumir es que solo vencerás tus miedos pasándolo mal. Mucha gente tiene la mágica esperanza de que no es así y que a base de leer libros o asistir a cursos encontrará la fórmula que le dará, finalmente, valor y confianza en sí mismo. Pero es imposible sentirte seguro antes de enfrentarte a un reto. ¿Verdad que por mucho que estudies te vas a poner nervioso el día del examen de conducir? Pues aquí ocurre lo mismo. La confianza se consigue después de actuar, nunca antes. No esperes a sentirte confiado porque te quedarás esperando siempre. Nervioso o no, hazlo.

Para conseguir esta confianza en ti mismo puedes marcarte metas, tu confianza irá aumentando a medida que vayas superando esos pequeños retos diarios.

Tus pensamientos negativos van a estar ahí, pero tu conducta no tiene porqué ir en esa dirección. No luches contra ellos, demuéstrate a ti mismo/a con tus acciones que puedes hacerlo. No importa si la primera vez no sale como esperabas o estás nervioso/a, eso da igual. Lo importante es que vuelvas a intentarlo. Nadie nace sabiendo. Y bueno, aunque no luches contra esos pensamientos negativos, cuestiónalos. ¿Qué tienen de cierto?

Intentar demostrar una falsa confianza puede que tenga un efecto contrario sobre ti porque te crea una presión adicional. Reconoce tus emociones. Sí, estás nervioso/a, no sabes de qué hablar y te sudan las manos, ¿y qué?, ¿qué hay de malo? No es necesario que ocultes tus nervios, simplemente lánzate y te demostrarás a ti mismo que no pasa nada. Lánzate. Nadie es perfecto y hasta la persona más extrovertida pasa por momentos embarazosos. ¿Qué es lo peor que puede pasar? nada es tan terrible.

Prémiate cada vez que lo intentes ¿Qué cosas te reconfortan?, ¿Qué sería de nosotros sin esas actividades que nos encantan?, ¿qué tal un café o unas cervezas con una amiga, comprarte un libro…? Mereces algo a cambio por el esfuerzo que has hecho. Lo que importa es que lo has intentado, ya irá mejor las próximas veces.

Aprender técnicas de relajación o meditativas con la ayuda de un terapeuta que te comprenda y te guie en el camino. Seguro que estás pensando: “yo no valgo para eso”, “a mí eso de estar quieto/a me pone más nervioso/a”… El objetivo de la práctica del mindfulness es ser consciente del momento y aprender a aceptar tus pensamientos, emociones y sensaciones, entre otras cosas. La relajación viene después, con la práctica diaria.

Pide ayuda psicológicapara valorar si existe una fobia social. Un terapeuta o psicólogo online puede ayudarte a afrontar estos miedos y a que seas más feliz. ¿Sabes qué es lo mejor de todo esto? ¡Qué tiene solución y nosotros te la brindamos! Contrata a tu terapeuta dese nuestra sección de tarifas.

 

 

 

¿Crees que te boicoteas y falseas lo que sientes? ¿te gustaría ganar más seguridad y mejorar tu autoestima? Te podemos ayudar a conseguirlo.

Comentarios

Sandra dijo...

20-04-2018

Hola...les cuento mi historia. Soy Sandra y tengo 36 años. Lo estoy pasando muy mal pero no sé cómo debo salir de esto. Estoy en paro y no me atrevo a buscar trabajo porque no quiero ir a las entrevistas, tengo miedo a q salga mal y no me llamen. Mis amigos ya no m llaman para salir y me paso el día en casa viendo la tele y poco mas. Necesito ayuda...